CAMOC fue reconocido por las buenas prácticas en el primer nivel de atención por el Ministerio de Salud Pública y la Organización Panamericana de la Salud.

Por segunda vez el MSP y la OPS convocaron a la presentación de buenas prácticas en el primer nivel de atención. Participaron unas 93 buenas prácticas de distintos puntos del país. Se evaluó cuál era la población beneficiaria, objetivos, resultados, accesibilidad, recursos disponibles y dinámica de trabajo.
La participación se dio a través  de un proceso de postulación y la verificación y evaluación . En el caso de Camoc fue una evaluadora de la Organización Panamericana de la Salud quien realizó un relevamiento con los equipos involucrados mediante entrevistas y documentación solicitada.

De las 20 muy buenas prácticas premiadas en todo el país, Camoc obtuvo dos: Seguimiento, Guía y Atención en Domicilio, Policlínica Ombúes de Lavalle – Camoc y  Promoción y prevención de salud de adolescentes en centros de educación secundaria.
Para aquellos usuarios que no estuvieron vinculadas a las mismas, a continuación les describimos:
– Seguimiento y atención domiciliaria que se hace en la policlínica de nuestra institución en Ombúes de Lavalle con adultos mayores con problemas de accesibilidad, puérperas y pacientes que estuvieron internados. En estos casos se visitan luego del alta médica reafirmando así las indicaciones, identificando factores de riesgo y evitando ingresos o reingresos.

-Promoción y Prevención de salud de adolescentes en centros de educación secundaria, un equipo técnico brinda talleres semanales a nivel liceal, abordando temas de interés para adolescentes en el liceo N° 1 Dr. David Bonjour de Carmelo y el liceo de Ombúes de Lavalle.

De esta forma CAMOC sigue apostando a mejorar la atención de sus usuarios. Estos logros son producto del trabajo de los equipos interdisciplinarios y de las vinculaciones intersectoriales que desarrollamos e intenta profundizar en el medio.

Finalmente el Ministro de Salud Pública Dr. Jorge Basso destacó el proceso de atención en el primer nivel, es decir el trabajo en las policlínicas, fuera del ámbito hospitalario-sanatorial. “Desde hace 40 años se habla del primer nivel como las estructuras capaces de resolver hasta el 70 % de los problemas de salud de la población. En su fortalecimiento, el Sistema de Salud se juega un desafío extraordinario”, dijo.

Entiende que este reconocimiento es un estímulo para el prestador de salud y para el equipo. “Implica involucrar fuertemente a los equipos y a la comunidad para mejorar los resultados”, agregó el ministro, quien recordó que calidad no es solo desarrollo tecnológico.