Las personas más vulnerables son:

Niños. Sobre todo menores de 6 años.
Adultos mayores de 65 años.
Personas con enfermedades crónicas, tales como hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cardiópatas y consumidores de alcohol.
Personas con discapacidad.
Quienes realizan trabajo de esfuerzo físico intenso al aire libre.
Personas que practican deportes al aire libre

Algunos de los síntomas y signos de exceso de calor:

Calambres.
Agotamiento.
Dolor de cabeza.
Náuseas y/o vómitos.
Deshidratación: decaimiento intenso, postración, piel seca, boca y/o lengua seca, ojos hundidos, en los niños pequeños llanto sin lágrimas y fontanela (mollera) hundida, sed intensa.
Puede presentar presión arterial baja y pulso rápido.
Signos y síntomas de golpe de calor

En casos extremos se puede llegar al golpe de calor: cuadro grave que se caracteriza por temperatura corporal elevada, mayor de 40 grados, piel caliente y roja, inestabilidad al caminar o estar de pie, mareos, cambios de conducta o nivel de conciencia (delirio, somnolencia, confusión), pudiendo llegar a presentar convulsiones y coma.

Conductas que debemos adoptar para protegernos del exceso de calor

En lo posible, evitar actividad física al aire libre entre las 11:00 y las 18:00 horas, así como exposición a los rayos solares en la playa.
Beber líquidos siempre que se tenga sed.
Consumir más líquidos de lo habitual aunque no se tenga sed.
Ofrecer a los niños más líquidos de lo habitual y a los bebés lactancia a demanda.
Permanecer en el espacio más fresco de la casa.
Evitar comidas copiosas y calientes.
Preferir comidas ligeras en base a verduras y frutas, optando por porciones chicas. Es preferible comer más veces al día.
No abusar de las bebidas alcohólicas.
Tomar 2 o 3 duchas refrescantes por día o refrescarse con paños húmedos.
Usar ropa holgada, ligera, de colores claros, sombrero, lentes de sol y protector solar.
Mantener los alimentos en la heladera y extremar medidas de higiene.
Ante la necesidad de salir en horarios de mucho calor, caminar por lugares sombreados
Evitar la permanencia de niños, personas mayores y animales dentro de autos estacionados.
Llamar frecuentemente a personas de su entorno que sean ancianas, o que tengan discapacidad o enfermedades crónicas y que vivan solas o permanezcan solas durante varias horas.
Conducta ante síntomas y/o signos de exceso de calor

Si una persona presenta síntomas de exceso de calor, tomá las siguientes medidas:

Permanecé en un lugar fresco y sombreado.
Refrescate con paños húmedos y fríos, sobre todo en cabeza, cuello, axilas y regiones inguinales o tomar una ducha refrescante.
Bebé abundantes líquidos fríos.
Si con estas medidas la situación no mejora, consultar en un servicio de urgencia a la brevedad
Conducta ante signos y/o síntomas de golpe de calor

Si encontrás a alguna persona con síntomas y signos de golpe de calor, considerá que se trata de una situación grave y solicitá asistencia médica urgente.

Mientras llega la asistencia, colocá a la persona en un lugar fresco, retirá la ropa y refrescá su cuerpo con paños húmedos y fríos. En lo posible, abanicá su cuerpo. Si la persona está consciente, colocala con la cabeza más elevada que el cuerpo y ofrecele líquidos fríos.

Si la persona se encuentra inconsciente, no le des líquidos. Colocala de costado con piernas flexionadas y refrescá su cuerpo con paños húmedos hasta que llegue la asistencia médica.

(Fuente: Ministerio de Salud Pública)