Los doctores Favat y Pereyra explican algunos detalles importantes del triage en los servicios de urgencia

CAMOC viene implementando en la atención de urgencias, el modelo denominado triage que implica un proceso de valoración clínica preliminar que clasifica a los pacientes según el orden de gravedad o urgencia, antes de completar las etapas diagnósticas y terapéuticas en el propio servicio de urgencia.

Los doctores Martín Favat y Melisa Pereyra nos informaron en detalle sobre las características de este proceso sanitario fundamental de la asistencia, en entrevista con el portal de CAMOC.

Desde hace un tiempo la institución viene instrumentando, en la atención de urgencias, un modelo llamado “triage” que implica gestionar la atención de los pacientes según el grado de prioridad y no por orden de llegada.

Los pacientes con mayor riesgo tienen prioridad, mientras que el resto son revaluados hasta ser atendidos por el médico.

En cuanto al funcionamiento la Dra. Melisa Pereyra destacó que “en el proceso de clasificación, en la emergencia forma parte todo el equipo. Incluso desde el portero, el personal de admisión que recibe al paciente y genera el ingreso. Enfermería y Médicos. Todos estamos capacitados para poder distinguir las situaciones de urgencia.”

La Doctora Pereyra agrega que “al ingresar el paciente se lo consulta y nuestro personal está entrenado para reconocer por ejemplo motivos donde habría riesgo de vida. En función de eso el paciente es ingresado a la emergencia con un sistema de clasificación de colores que nos pone a los médicos y enfermeros que estamos dentro de la emergencia la pista de la gravedad. Esto se traduce en cuánto tiempo tenemos para asistirlo. De esta forma esto implica “identificar a pacientes que pueden ser asistidos de aquellos que pueden esperar. Lo que asegura este sistema es que aquellos con riesgo de vida sean atendidos primero,” enfatizó.

Así el triage se convierte en un instrumento valioso en la gestión de la asistencia del servicio de urgencias. El Dr. Martín Favat nos explica el procedimiento del sistema que comienza cuando “ingresa el paciente en emergencia. Muchas veces incluso el telefonista nos puede avisar de la gravedad. Allí tiene el primer contacto con personal médico, enfermería y nurses. Se le realiza dos o tres preguntas para evaluar situaciones de riesgo, se toma la presión, temperatura, saturación de oxígeno que nos da la gravedad de acuerdo a los síntomas que nos dice el paciente. Allí clasificamos el triage de gravedad.”

En CAMOC ya hace un año que viene funcionando este modelo, y el Dr. Favat asegura que “el sistema ha venido evolucionando, hemos tenido muy buenos resultados, sobre todo en épocas de alta demanda como por ejemplo en invierno. Allí las consultas aumentan extremadamente y hemos notado mejorías en las patologías graves,” concluyó.

 

Leave a reply