En CAMOC el abordaje de la diabetes es integral

La diabetes es una enfermedad que puede afectar en varios niveles, por lo que su tratamiento debe ser integral, para asegurar que se desarrolle un hábito y se obtengan buenos resultados.

El pasado 14 de noviembre fue el Día Mundial de la Diabetes, oportunidad que dialogamos con la Licenciada en Nutrición Alicia Manrique Rizk y la Dra. María de los Angeles Ciappesoni que es Médico Diabetólogo.

Es una de las enfermedades más prevalentes en el mundo, es crónica y afecta a la mayoría de la población. Uno de cada dos pacientes no están diagnosticados, cifra muy importante porque este año la campaña se enfoca en el diagnóstico y en la familia, ” comentó la Dra. Ciappesoni.

Hay 420 millones de personas en el mundo que padecen diabetes y se dice, manifestó la doctora que para 2030 será una pandemia, “se trata de una enfermedad crónica no transmisible que está muy ligada a nuestros hábitos de alimentación y diarios.

En CAMOC existen policlínicas “lo que tiene muy bueno es que los diabetólogos  estamos acompañados por nutricionistas, lo que es muy importante para el paciente. En la consulta el paciente se va con un enfoque no solo de la enfermedad sino también en la parte de nutrición.

Por su parte la Nutricionista Alicia Manrique comentó que este año la consigna es involucrar a la familia  “es allí donde se pueden cambiar hábitos, el estilo de vida. Trabajar en dos de los pilares más importante del tratamiento, la alimentación y la actividad física. Hay que tratar de inculcar el buen fraccionamiento en las comidas, mayor inclusión de vegetales y frutas, cereales integrales. Dejar de comer alimentos con alta densidad calórica.

Existen dos tipos de diabetes, la tipo uno y dos, “la más frecuente es la tipo dos, que son el 95% de los casos es la que tiene una importante carga hereditaria“, sostiene la Dra. Ciappesoni. Se diagnostica desde tempranas edades hasta adultos mayores.

En la diabetes tipo dos afecta principalmente a mujeres mayores de 50 años, “estamos ante una enfermedad crónica que aún no existe cura, podemos vivir libres de complicaciones con un buen control,” destaca la profesional.

Un paciente diabético mal controlado aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, ceguera e insuficiencia renal con ingreso a diálisis, es una de las principales causas de ceguera en el Uruguay.

Algunos de los síntomas  son:

  • Pérdida de peso
  • Mucha sed
  • Exceso de orina
  • Lesiones que no curan bien

 

 

 

Leave a reply